Compendio Normativo de la Madre Tierra

Imagen digital de la Publicación

Presentación

Europa y Norte América han construido un modelo de desarrollo basada fundamentalmente en una lógica de concentración y acumulación, a partir de relaciones de dominación y explotación a la Madre Tierra, a los pueblos y los trabajadores; por tanto, a costa de la vida. La angurria por concentrar y acumular riqueza y poder no tiene límites: Las elites oligárquicas, nacionales y mundiales, tienen y quieren tener más dinero y poder a partir de la profundización de las relaciones de dominación y explotación. Estos son los fundamentos de la sociedad moderna y su visión de desarrollo moderno, ahora globalizado, que la conocemos como capitalismo o civilización occidental, que está generando una grave crisis climática y social a partir de la profundización de las desigualdades sociales.

En este contexto, además, el capitalismo, nos ha construido un modelo de consumo que dinamiza el sistema mundial establecido. Ya no se consume para satisfacer las necesidades vitales, sino vivimos en una época de consumo por ostentación, distinción y competencia. En los habitantes de hoy hay una desesperación por comprar “cosas” para concentrar y acumular, que simultáneamente o en un corto tiempo se convierten en toneladas de basura. Esto es el consumismo irresponsable sin conciencia de las consecuencias de sus actos, que promueve y exige mayor dominación y explotación de la Madre Tierra, los Pueblos y los trabajadores; a costa de una mayor contaminación atmosférica (por la emisión de gases de efecto invernadero), de los suelos, de los ríos, desaparición de la biodiversidad, etc. Todo con el fin de optimizar una mayor tasa de ganancia insaciable que se acumula en pocas manos, a costa de la pobreza y miseria de las mayorías. Este modelo de desarrollo globalizado está provocando un acelerado calentamiento global del planeta que a su vez, está generando una grave crisis climática que se manifiesta en sequias, inundaciones, heladas frecuentes, granizadas, lluvias fuera de temporada, etc. Y quienes sufren estos impactos con mayor crudeza, son las comunidades y las provincias, los sectores más vulnerables. La acción humana, en la lógica de concentrar y acumular, ha herido de muerte al Planeta Tierra, nuestra única fuente de vida.

En este contexto, el Presidente Evo Morales Ayma, desde el horizonte indígena ha ido planteando, en los diferentes eventos internacionales, que la Tierra es nuestra Madre, fuente única de vida, por tanto tiene derechos. Esta afirmación inevitablemente debe llevarnos a un cambio de paradigma civilizatorio, por tanto, a la construcción de un modelo de desarrollo en armonía y equilibrio con la Madre Tierra, en el horizonte del Vivir Bien, como paradigma civilizatorio alternativo al capitalismo. En consecuencia, tenemos el desafío de construir una economía para la vida, una política para la vida, una cultura para la vida y ciencia y tecnología para la vida; sin lógicas de concentración y acumulación ni relaciones de dominación y explotación.

En este marco y con estos desafíos, el Presidente Evo Morales ha promulgado una serie de normas que han dado nacimiento a la Autoridad Plurinacional de la Madre Tierra y que permitan la construcción de un modelo de desarrollo integral y sustentable en armonía y equilibrio con la Madre Tierra, que ahora lo ponemos a conocimiento y disposición de la colectividad, para que juntos podamos trabajar, políticas, planes, medidas, mecanismos, instrumentos, etc. que permitan el cuidado, protección y una relación armónica y en equilibrio con la Madre Tierra, nuestra única fuente de vida, que debería ser nuestra primera responsabilidad comunitaria. 

Benecio Quispe Gutierrez
Director Ejecutivo
Autoridad Plurinacional de la Madre Tierra

Documento digital de la Publicacion