Recuperación de suelos salinos mediante el cultivo del Q’AWCHI

Imagen digital de la Publicación

Presentación

A partir de la gestión 2006 en la que nos toca asumir el gobierno departamental, se ha iniciado formulando proyectos y programas para fortalecer nuestra comunidades rurales y aportar al desarrollo de nuestra región. 
La ausencia de proyectos que vayan a fortalecer la base productiva, ha generado los denominados movimientos sin techo que van a incrementar las zonas periurbanas de nuestro departamento o en su caso migrar a otras ciudades de nuestro país, así también al exterior en busca de mejores condiciones de vida.

Surge la necesidad de poder implementar proyectos participativos que vayan a fortalecer la base productiva básicamente forraje, por que las praderas nativas para la comunidad constituye en el alimento básico para el ganado y a través de este se incrementa la producción de queso, leche, carne, ingreso económico y de hecho en la vestimenta, educación y salud, o sea el forraje es la vida misma del campesino. Con la consigna de “Hacia el aprovechamiento sostenible de nuestros recursos naturales”, se viene trabajando en la recuperación de suelos salinos mediante el cultivo del Q’awchi, para que el ganado de nuestro altiplano pueda tener mayor oferta forrajera.

En estos últimos tiempos la erosión de suelos ha ido creciendo aceleradamente, sumado a este el proceso de salinización, tenemos suelos que presentan escasa cobertura vegetal y en algunos casos suelos denudados. El Q’awchi Suaeda foliosa, especie palatable para el ganado ovino, vacuno y camélido, nombre de origen aymara ya que q’auchir significa saborear con sumo agrado un rico asado es por esta razón las familias de las comunidades indican que el q’awchi es el asado del ganado por que se considera un alimento especial, esto se debe por su consistencia suculenta suave y de fácil asimilación por el tracto digestivo y alto contenido de nutrientes. Esta especie tolera suelos con contenido de sales y presenta un contenido nutricional similar a la de la alfalfa. En este manual se describe la importancia de este cultivo para el altiplano central de Bolivia, asimismo se describe paso a paso tareas sencillas para implementar este cultivo forrajero, además se esta buscando compartir esta experiencia en los Municipios de Toledo, El Choro, Caracollo y Soracachi, con un equipo desplazado en el área de trabajo y monitoreado desde la Secretaria Departamental de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Prefectura de Oruro.

Esta experiencia podría proyectarse a nivel nacional como el “Programa Nacional del Q’awchi”, ya que en varias zonas de nuestro país tenemos suelos con similares características.

Lic. Alberto Luis Aguilar Calle.
Prefecto y Comandante General
del Departamento de Oruro